SAT

 Ir a Inicio                                                                                                                                                    Ir a Transformación Lean
 

Study Action Team (SAT)

Hay tres metodologías para implantar una  transformación lean en una empresa, en nuestro caso constructora:

1.       Contratar responsables con experiencia en implantaciones de lean a las obras.

2.       Aconsejarse de consultores externos.

3.       Creación de un SAT.

El concepto del SAT  (Equipo de acción y estudio) fue desarrollado por Lean Project Consulting, una consultora americana especializada en la aplicación del lean a los proyectos. Lo que se detalla a continuación corresponde  en parte a la traducción al castellano de un artículo expuesto en una conferencia del Lean Construction Institute por  Hill, K, C Slivon & J Draper (2007).

Como se ha podido ver hasta ahora, una transformación lean no es tarea sencilla. Requiere tiempo, implicación de la dirección y voluntad del personal. Es una filosofía colaborativa y por lo tanto, con las personas adecuadas y con la fe puesta en el lean, la transformación  se podrá realizar sin tener que contactar con ningún consultor externo.

El concepto es sencillo. Se trataría de formar un equipo de investigación sobre el lean dentro de la misma compañía de carácter totalmente voluntario con tres objetivos:

1. Compartir el conocimiento del lean. Establecer reuniones periódicas para comentar libros o artículos sobre lean construction.

2. Realizar un plan de implantación de las cuestiones aprendidas. Previamente habrá que responderse como aplicarlo a las obras.

3. El tercer objetivo es indirecto: a raíz de estas reuniones se fomentará el trabajo en equipo, la escucha activa, la participación, etc.;  colaborando a adoptar hábitos lean y una mente compartida.

El tercer objetivo también es importante. En una obra hay que establecer relaciones duraderas y resolver conflictos con gente de diferentes sectores o ámbitos: políticos, arquitectos, ingenieros, encargados, ciudadanos, etc… y esto implica diferentes modelos de pensar y actuar. La empatía es fundamental.

Es una buena metodología de implantación, porque después de años trabajando, la facultad investigadora generada en la universidad se va perdiendo. El inconveniente es buscar tiempo extra fuera del horario laboral para realizar estas reuniones. El sector de la construcción no se caracteriza particularmente por  tener “horas libres”.

En el artículo se recomienda el libro ya comentado varias veces de Jeffrey Liker “The Toyota Way”. Un participante de los SAT comentó que él aprendió un 30% de leer el libro y un 70% de las discusiones. De hecho se recomienda en muchas webs sobre lean construction antes de aplicar el Last Planner leerse este libro.

Se ha demostrado que el SAT funciona, pero se requiere voluntad de los participantes y aceptación y colaboración del órgano directivo. Crear objetivos e implantar lo aprendido forma parte de las actividades de un SAT (Hay que empezar a ser lean!).  Para tener éxito, el SAT ha de formarse con trabajadores que quieran aprender lean de forma totalmente  voluntaria, sin ninguna remuneración ni obligación por parte de la empresa.

Otra herramienta útil para transformaciones lean sería realizar kaizen workshops: el objetivo sería buscar soluciones de mejora continua en los procesos de forma colaborativa. (Para más información ver The Toyota Way).

 
 Ir a Inicio                                                                                                                                                    Ir a Transformación Lean
Comments