Las 10 conductas Lean

Ir a Inicio                                                                                                                                                     Ir a Transformación Lean

Los hábitos de pensamiento no necesitan ser para siempre. Uno de los más grandes descubrimientos de la psicología en los últimos veinte años es que los individuos pueden elegir el modo en que ellos piensan” Martin Seligman, padre de la Psicología Positiva.

Para ser lean no es necesario trabajar en compañías que apliquen sus métodos, cualquier persona lo puede desarrollar a nivel personal con esfuerzo y observación, y aplicarlo a su vida diaria. Aunque la práctica te llevará a ellos y por lo tanto la experiencia es una ayuda.

Las diez conductas son el resultado de aplicar alguno de los principios reflejados en el libro “The Toyota Way” de Jeffrey Liker a nivel personal.  En lugar de misión, podemos sustituir el vocablo por proyecto, plan, objetivo, etc.

1.   Dedica tu tiempo a las actividades que aportan valor, que contribuyen a tu misión. Evidentemente se necesita tiempo extra para tus necesidades básicas  y estar en equilibrio.

 

2.   Integra gente a tu misión, que te ayuden en tu objetivo. Trabajo en equipo y respeto. Cualquier día te puedes sentir integrante de la misión de otro y los papeles se cambiarán.

 

3.   Adopta una actitud de mejora continua (Kaizen). El objetivo es sentir  que el aforismo  “Hoy sabes más que ayer y menos que mañana”  se cumple en tu persona.

 

4.   Sé consciente de tus restricciones para conseguir el éxito: situaciones familiares, tus debilidades, tus defectos… Has de controlarlo. Hay un libro que es un bestseller sobre este tema a nivel empresarial, “La meta” de Goldratt. Son oportunidades de mejora.

 

5.   Mantén tu entorno y recursos ordenados y limpios. Aplica las “5S”.

 

6.   Programa tus actividades y esfuérzate en cumplir la planificación. Controla el tiempo de tus actividades, si no no mejorarás. Planificar también te ayudará a ser proactivo y conocer tus riesgos. Sé flexible al seguir el plan.

  

7.   Delante de un problema o error para  y soluciona. Busca el origen, la fuente. Esto pasa por recuperar tu estado de ánimo, recuperar la ilusión y energía. En una palabra, si no eres consciente del momento presente, soluciónalo.

 

8.   Estandariza tu trabajo. Describe tus actividades para conseguir la misión y mejorálo con el tiempo.

 

9.   Observa tu entorno y a ti mismo: las reacciones y sentimientos de los demás y tuyos.

 

10.  Crea flujo: actúa solo cuando lo necesites. No generes exceso de trabajo, estudio… estás creando desperdicios que no aportan valor a la misión.

Quiero incidir en el concepto de fluir. Uno de los éxitos del FC.Barcelona desde la época Cruyff entrenador hasta hoy, es que los jugadores disfrutan jugando; incluso en los entrenamientos físicos el objetivo es “pasarlo bien” (según palabras de jugadores y entrenadores). El fútbol no se puede comparar a una obra, pero para crear flujo, ser optimista, etc… hay que disfrutar trabajando.

En la historia de la humanidad se pueden encontrar grandes seres humanos que por sus conductas muy podrían ser personas lean, sin comentar a los fundadores de la empresa Toyota. Citaré por ejemplo Leonardo da Vinci y San Ignacio de Loyola, que en lugar de eliminar el desperdicio aplicaba discernimiento.

El siguiente apartado de coaching lean trata de cómo conseguir estos hábitos. También se puede encontrar una pequeña introducción a la meditación, herramienta muy útil para recuperar la energía después del “estress” de ser lean.

El planteamiento de poder disfrutar de éxito ilimitado o una vida sin ningún dolor emocional ni fracaso puede ser un ideal motivador, pero no es un principio en el cual dirigir  la vida de uno, puesto que a largo plazo traerá insatisfacción y no felicidadTal Ben-Shahar  (Esta referencia y posteriores son del libro The Pursuit of Perfect)
Ir a Inicio                                                                                                                                                                                                   Ir a Transformación Lean
Comments